¿Qué es el ozono?

El ozono O3
Está formado por la combinación de tres átomos de oxígeno. Es un gas de color azul pálido, alotrópico (cambiante) e inestable a temperatura ambiente. Se encuentra en nuestra atmósfera, y se caracteriza por un olor picante e irritante. Presenta un alto poder oxidante, el cual lo hace incluso varias veces más potente que el cloro. Ello permite la oxidación y, por consiguiente, propicia la destrucción de microorganismos biológicos tales como bacterias, virus, hongos patógenos, esporas de moho, algas, levaduras, quistes, protozoos, etc.
Cuando se utiliza como agente de sanitización, el ozono no deja ningún tipo de residuo.

Su mayor propiedad es que después de 30 minutos en el ambiente, el ozono se transforma en oxígeno, sin dejar ningún desecho tóxico, como sí lo hacen las cloraminas y el cloro.

El ozono fue descubierto en 1865, y su nombre procede del griego Ozein, que significa tener olor. Al poseer un alto poder oxidante, el ozono cuenta con un amplio abanico de posibilidades, en campos tan diversos como la alimentación, medicina, purificación de aguas, odontología, desinfección de ambientes, tratamientos estéticos, industria ganadera, agricultura, vitivinícola, automovilística, como también de aseo y hogar, entre muchos otros.

El ozono es un agente para la desinfección de ambientes reconocido por la Organización Mundial de la Salud desde 1979. Ésta recomienda concentraciones máximas de 0,05 ppm (0,12 mg/m³h) por hora, para exposiciones de unas 8 horas de forma continuada. El reconocimiento por parte de este organismo médico internacional nos permite tener una amplia seguridad en su uso y beneficios.

¿Cómo obtenemos el ozono O3?

El ozono puede generarse de forma natural a través de altas concentraciones de energía, como por rayos de tormentas, rayos ultravioleta o, por ejemplo, en cascadas, debido a la energía desprendida en la caída del agua. También es posible generar ozono por medio de máquinas generadoras de ozono. Éstas funcionan de la siguiente manera. Las máquinas succionan el oxígeno ambiente, haciéndolo pasar por un cilindro totalmente aislado del exterior, donde se producen descargas energéticas de gran amperaje (descarga corona). Esto produce arcos eléctricos que, al tener contacto con el oxígeno, lo transforma, pasando de tener una composición O2 a O3 , generando así, el ozono. Después de este proceso, el ozono es expulsado hacia el exterior del cilindro, para posteriormente ser dirigido a la aplicación que se estime pertinente.

Stacks Image 4464479

¿Cómo logra el ozono O3 ser el mayor oxidante de la Tierra?

El ozono O3 es el mayor oxidante que existe en el planeta Tierra para la sanitización de todo tipo de ambientes. Ello, tanto en su estado gaseoso, como en soluciones acuosas, debido a su rápida descomposición en O3. Una vez producido, su vida útil se restringe a unos 25 a 30 minutos, dependiendo de la temperatura a la que esté siendo sometido. A mayor temperatura, más rápida es su descomposición. El ozono tiende a descomponerse generando oxígeno molecular y atómico, lo cual explica sus propiedades oxidantes mucho más elevadas que las del oxígeno.


El objetivo primordial es crear ozono en cantidades lo suficientemente rápidas para satisfacer la demanda y mantener un ozono residual que asegure la destrucción de las partículas deseadas, consiguiendo su oxidación. De esta manera, el ozono puede atacar a los microorganismos que son responsables de contaminaciones e infecciones, además de conseguir un ambiente cargado de iones negativos, que son muy beneficiosos para la salud.

¿Cómo realiza esa función de destrucción?
El ozono O3 se adhiere al ADN o ARN de las células, destruyéndolas celularmente, impidiendo así el proceso de mitosis o división celular. Con ello se evita su reproducción y consiguiente propagación.
Gracias a esta capacidad oxidante, el ozono es capaz de destruir once de las doce familias de bacterias más peligrosas para la salud, listado que ha sido publicado por la OMS. Es un excelente destructor de esporas de bacilus subtilis, la forma más resistente de microorganismo. El ozono es el oxidante más poderoso que existe en la Tierra, como se refleja en la siguiente tabla adjunta:

Image

Los microorganismos biológicos, tales como bacterias, virus, hongos patógenos, esporas de moho, algas, levaduras, quistes, protozoos, etc., no pueden sobrevivir ante presencias tan elevadas de oxígeno, por lo que ante un gas como el ozono, compuesto por tres átomos de oxígeno, es imposible su proliferación. Estos microorganismos no son capaces de generar respuesta inmunitaria frente a la acción oxidante del ozono, por lo que el trabajo de desinfección es total.

Aplicaciones del ozono O3

  • default_title
    Desinfección en aire
    Eliminación de olores no deseados:
    El ozono destruye las partículas causantes de todo tipo de olor. Esta función se realiza de manera completa, es decir, no cubre el olor molesto con otro, como hacen los ambientadores, sino que los elimina por completo, dando como resultado un ambiente limpio y puro. Destruye olores como el tabaco, gases provenientes de la contaminación ambiental, de mascotas, cocinas, baños, humedad, etc.

    Descomposición y destrucción de los agentes patógenos:
    El ozono actúa sobre éstos en el aire, como bacterias, virus, hongos, esporas, alérgenos, etc. Consigue un ambiente más saludable y libre de cualquier agente extraño que pueda conllevar infecciones, problemas respiratorios alergias, entre otros.

    Oxigenación de ambientes:
    Gracias a su inestabilidad, una vez que el ozono se descompone, esto permite un enriquecimiento de oxígeno.

    Imagen-Pestaña-4

    Desinfección de Agua:
  • default_titleEl ozono, como desinfectante del agua, posee una aplicación más efectiva y rápida que el cloro. Además, permite la decoloración e insipidez de la misma, ya que elimina todas aquellas partículas que pueden agregar colores o sabores extraños al agua. El poder oxidante del ozono conforma una actividad segura en la desinfección de aguas, haciéndolas potables, eliminando gérmenes, y cualquier otro tipo de agente patógeno que pueda catalogar como no potable un suministro de agua.

    Algunas de las aplicaciones del agua ozonizada son:
    Agua para beber, limpieza bucal, desinfección de alimentos, esterilización de biberones y chupetes, utensilios de cocina, lavado y desinfección de ropa, entre muchos otros.

    Imagen-pestaña-4-aplicaciones
    Aplicaciones de ozono en materias:
    Ha quedado latente el alto poder desinfectante del ozono, por lo que su aplicación está indicada para todo aquel material que necesite de una limpieza exhaustiva.
    La utilización de ozono está especialmente aconsejada para la limpieza de recipientes que contengan productos perecederos y que necesiten de un ambiente libre de cualquier agente infeccioso, como cualquier material cuyo uso o características hagan necesario un tratamiento de desinfección, ya sea por medio de agua o aire.

    Imagen-pestaña-4-aplicaciones-2
  • CONTINUAR

Ventajas y desventajas del ozono O3

Image

Conclusiones

El ozono O3 es el oxidante más potente que existe en el planeta, dotándole de una capacidad desinfectante sin precedentes, incluso superando varias veces al cloro, el medio más habitual para la desinfección y potabilización de aguas.

Estamos dando un paso adelante con un sistema que nos invita a darles un ambiente más sano a nuestros hijos. Un salto sin precedentes que ponemos a su alcance.
Se trata de un desinfectante instantáneo disponible durante todo el año y para cualquiera de las aplicaciones establecidas con anterioridad. Una innovación tecnológica cuyos usos y beneficios son innumerables.

Los generadores de ozono son aplicables a la industria alimenticia, medicina, odontología, hoteles, gimnasios, piscinas, industria ganadera, espacios públicos, etc.

El ozono es un bactericida que se produce in situ, no necesita transportarse.

Los generadores de ozono son equipos muy compactos, de fácil instalación y con un consumo energético muy bajo. A su vez, éstos están expuestos a costos sensiblemente reducidos, gracias a la apertura de mercados y las múltiples innovaciones tecnológicas que le han permitido ser una tecnología cada vez más asequible.

El ozono es, sin duda, una solución de futuro a las incipientes necesidades de desinfecciones y seguridad, estando a la vanguardia de la tecnología. Ello posibilita una producción cada vez más rentable y efectiva.
Ozono es un producto natural, inocuo y sin efectos secundarios, que nos permite acometer acciones desinfectantes de una manera simple y ecológica, y en el lugar y momento que se desee.

Estas acciones desinfectantes son extensibles a numerosos campos, como se ha mencionado anteriormente, y reportan una multitud de beneficios que son prolongables también al ámbito económico, ya que gracias a su acción desinfectante, se generan menos reclamos y, consecuentemente con ello, disminuyen las pérdidas, haciendo la producción mucho más efectiva.

Déjenos ayudarle

Si tiene dudas, necesita algo específico o tiene preguntas acerca de nuestros productos y servicios.

¡Llámenos!: +56 992161060 / +56 990867043
Consultas online: contacto@ozonoxi.cl

Suscríbase para recibir nuestras noticias y novedades por correo electrónico.
© 2017 Ozonoxi, Generadores de Ozono, Esterilizadores, Ozonizadores y Purificadores de Aire. «DiseñoWeb»